Pss pss

¿Te gustaría quedarte?
Haz click aquí para seguir este blog.

.

.
Con la tecnología de Blogger.

Búsqueda

Escribe abajo lo que quieras buscar y presiona Enter

jueves, 1 de noviembre de 2012

Rip out the wings of a butterfly

          2 se atrevieron a hablar   


Podía notar como el sol pegaba en su cara. Pronto sintió como empezaron a calentarse sus mejillas. Bajó del coche. Sus tacones tocaban levemente el suelo, parecía que flotara; lo hacía con una gracia incomparable. Con cada movimiento de cintura su cabello rozaba la espalda.
Transcurridas algunas tazas de café y muchos cigarros más tarde, la noche tocó a su puerta. Se desnudó lentamente frente a su espejo. La luna parecía ser su única testigo. Llevó un nuevo cigarro a los labios, después se los mordió. Con cada bocanada de humo se escapaba un suspiro, un deseo y una de sus múltiples vidas.
Seguía desnuda frente al espejo. Sus pupilas estaban dilatadas. Pasó su mano fría por todo su cuerpo, estremeciéndose al contacto.

De la habitación continua emergía una canción. Tal vez de algún vecino, o de una radio vieja. Tal vez de su propia cabeza. Trató de bailar, pero no podía coordinar bien sus pasos, así que cayó sobre el piso.
No volvió a levantarse en toda la noche.

Compártelo si te gusta:    Facebook Twitter Google+

2 comentarios:

  1. Magnífico blog, en lugar de "Historia de O" quizá podamos tocar en él a "Historia de A" o un grito sordo por la subsistencia entre un mundo de letras de Internet, las tuyas acarician una tarde cualquiera. Te felicito, no sabía que tuviera una vecina tan creativa.

    ResponderEliminar